Mexicano

Alegre, extrovertido, lleno de historia y color, así es el estilo mexicano; conócelo, enamórate de nuestro país y llévalo a casa.


Comparte
pinterest
Instagram

Gracias a su vasta riqueza cultural, sus llamativos colores, y la belleza de sus artesanías, el estilo decorativo mexicano es uno de los más populares no sólo en nuestro país sino en todo el mundo. Impregnado de atrevidas combinaciones, variedad de texturas e impresionantes ornamentas, esta propuesta convertirá tu casa en un divertido estilo de vida; lleno de fuerza y personalidad, pero al mismo tiempo acogedor y de gran impacto visual.

Sigue estos consejos y haz ¡que viva el color! ¡Que viva México!

LOS 5 ESENCIALES

1. PÍNTATE DE COLORES

Los tonos vivos e intensos son una de sus principales características; los rosas y sus degradados, también los fucsia, azul, amarillo y verde llenan de protagonismo las paredes y accesorios del estilo mexicano. Logra el equilibrio perfecto con colores tierra como terracota, los neutros y toda la gama de marrones.

2. USA TEXTILES NACIONALES

Los telares, bordados y estampados multicolor reúnen la belleza y tradición de una importante mezcla de culturas mexicanas; úsalos para llenar de personalidad tus estancias o añadir un toque estético. Empléalos de manera estratégica para no saturar la habitación.

3. ELIGE OBJETOS CLAVE

El estilo mexicano posee un sinfín de antigüedades y artesanías que llevan tatuada la riqueza y el sentimiento de nuestros pueblos; lámparas, tapetes, cojines, jarrones, vajillas, baúles, espejos, cuadros de paisajes y objetos religiosos convertirán tu hogar en un espacio lleno de historia.

4. ELEMENTOS PUROS

Acabados envejecidos, paredes de piedra o ladrillo natural, las vigas que sobresalen de los techos y los muros de cemento crudo son detalles característicos de la construcción mexicana que aportan carácter y acento decorativo.

5. FIBRAS Y PIEL

Los muebles u objetos decorativos de mimbre, rattan o piel (como los equipales) son muy cómodos y versátiles; aportan el toque artesanal y van bien en cualquier ambiente. El hierro forjado también puede ser parte del mobiliario o de la herrería de puertas y ventanas.

MACETAS QUE LUCEN

Las macetas de barro crudo son un ícono mexicano. Protégelas y decóralas con Aero Comex, esmalte acrílico de secado rápido, de muy fácil aplicación; que gracias a su válvula de 360º, permite hacerlo desde cualquier ángulo. Elige el color que desees y ¡listo!

Materiales

Cerámica: los azulejos o baldosas de grecas, figuras geométricas y colores llamativos no pueden faltar, en el baño, la cocina o incluso como toque decorativo de fachadas y escaleras.

Textiles: las telas suaves, bordadas y de colores vibrantes como la manta o el lino dan vida a la decoración mexicana; empléalas en cortinas, manteles y ropa de cama y combínalas con los muros de cada una de tus habitaciones.

Madera: es un básico de este estilo, ya sea en el mobiliario o engalanando alguna estructura del interior (vigas, puertas o ventanas), la de Parota, la teca y la de tzalam son las preferidas.

Plantas: los cactus son los que mejor definen nuestra cultura; en cualquiera de sus versiones, el verde de su follaje llena de alegría y contraste cualquier rincón de los coloridos ambientes del estilo mexicano.

Renueva tus maderas

Hazlo con Polyform Barniz Color Base Agua, es de secado rápido y de fácil aplicación, pues no requieres remover el recubrimiento anterior. Su acabado es satinado y está disponible en 2,146 colores.