Uno de los problemas más recurrentes en el hogar es la humedad en paredes,  lo que puede ocasionar desde manchas por moho y algas en climas fríos, ampollamiento de la pintura, hasta rastros de salitre, filtraciones de agua y otros problemas comunes.

Caso 1: Humedad en paredes lisas al exterior

Protege contra la humedad con la aplicación de una eficaz pintura impermeable o textura impermeable para pared que además permite darle una nueva apariencia llena de color. Aplica Top Wall o Top Wall Textura, que por sus propiedades, evitan el paso de la humedad y así mismo, da una nueva vista a la fachada, ya que actúa también como pintura o textura acorde a tus gustos o necesidades.

Promoción
Caso 2: Humedad en paredes interiores

Para evitar la humedad en una pared interior, es necesario retirar con cepillo de alambre todo el recubrimiento de pintura, ampollas y residuos de polvo existentes hasta llegar al muro original.

Aplica un impermeabilizante cementoso para proteger las paredes del paso de la humedad. Se trata de  una fina capa de cemento gris en forma de pasta,  que evita el paso de todo tipo de humedad y salitre.  Aunque su proceso requiere dejarlo secar entre 3 y 5 días, ¡es ideal para terminar con el problema! Recuerda que, tras la aplicación de Cementop, es necesario repellar y pintar nuevamente la pared afectada.
Promoción
Visita tu tienda Comex.
Promoción